lunes, 23 de mayo de 2011

¿Me acompañas?

•  ¿Dónde vas?
○ A ninguna parte, no se donde ir...
•  A mi también me pasó lo mismo, andaba con los ojos tapados chocándome contra todo lo que no veía.
○ ¿Y qué te pasó?
•   Digamos que alguien me quitó la venda que llevaba puesta.
○ ¿Quién fue?
•  Me parece mentira que no lo sepas...
○ Ya te lo he dicho, ando un poco perdido en todo, lo siento.
•  Tranquilo, estamos tú y yo, déjame ayudarte, acompáñame y te presentaré a la felicidad.
○ No se es que... todo es tan complicado...
•  Tal vez seas tú el que lo hace todo tan complicado, vamos acompáñame, insisto.
○ De acuerdo, me has demostrado demasiado sobre ti.

El valor de una amistad...
... Y el deseo de que se convierta en algo más.


2 comentarios:

  1. Antetodo siempre debe existir la amistad... es algo q ultimamente nos olvidamos u.U

    ResponderEliminar
  2. Lose, lo malo y en lo que me centro en esta entrada es que aunque se tenga una amistad con una persona y se le quiere de otra forma, no puede llegar a haber una amistad real :S

    ResponderEliminar