martes, 23 de agosto de 2011

Sweet taste

Aun recuerdo esa explosión de sabor, esa necesidad de engullirlos sin parar, esa liberación...


...que jamás volveré a experimentar.

2 comentarios:

  1. ERES UN EXAGERADO!!! qe un dia qe estes bien por probarlos no te vas a morir!!! jajajajajaj

    ResponderEliminar