lunes, 12 de septiembre de 2011

Basado en hechos no reales

Ese día, después de la vuelta de las pequeñas vacaciones inoportunas que me tomé, volvimos a reunirnos, acabando con el deseo que teníamos de sentirnos el uno al otro. Después de los mensajes, después de las llamadas, después de sentir que la espera era insoportable, había llegado el día en el que por fin estaríamos juntos.
Aún recuerdo cuando nos vimos después de esos inoportunos días que se colaron siendo los días después de que comenzáramos a estar juntos. Nos fundimos en un profundo y sincero abrazo acompañado de un beso capaz de detener el tiempo.
Días más tarde, pudimos hacer lo que más deseábamos en la vida, estar juntos el uno con el otro día a día, demostrándonos el amor que sentíamos entre nosotros. Era extraña la unión que teníamos mutuamente. Algo indescriptible, algo que había crecido por todo lo que nos había pasado y por los distintos sentimientos que tiempo atrás habíamos sentido el uno por el otro, muy distintos a los que sentíamos en esos momentos entre nosotros.
Recuerdo esas miradas en las que se podían leer las palabras que el silencio no permitía que dijeras, pero sinceramente no hacía falta decirlas.
Esos besos que parecían no tener fin y que hacían surgir sentimientos jamás descritos ni sentidos por mi.
También recuerdo todos esos ''te quiero'' sinceros que salían de tu corazón, sin pedir nada a cambio.
O esos paseos cojidos de las manos por las calles de este humilde pueblo.

Esa bonita historia de sentimientos sinceros entre dos chicos que se querían... pero lo único sincero resultó ser el amor por parte de uno sólo.




1 comentario:

  1. Nadie te dijo que la vida seria facil... te paso a ti, me paso a mi... le esta pasando a alguien más y sobre todo le pasará a alguien más...!!! Es mejor voltear la pagina de una vez por todas... antes q empecemos a hacernos daño... o a lastimar, sin querer, a alguien más...!!!

    Cuidate y sé feliz =D
    Un abrazo*

    ResponderEliminar