domingo, 30 de octubre de 2011

Tan sólo somos seres orgánicos con necesidades físicas

Es así, es sólo físico. Cuando les veo, cuando veo sus cuerpos o, en su defecto, mi imaginación se encarga de ello, sólo puedo centrarme en una cosa. Es la necesidad física de fundirme con ellos en uno sólo, en alcanzar lo que puede resultar inalcanzable, gracias a la frase imborrable de mi cerebro que me recuerda que no hay nada imposible. Ahora hallo la razón de porque cuando tuve la oportunidad y la aproveché no obtuve el resultado esperado, dando lugar a una sensación poco satisfactoria. La causa de aquello fue la poca atracción física, el poco deseo que había acumulado en aquella persona, el poco deseo de fusión y excitación que había imaginado mi fábrica de irrealidad.

Es así, es sólo físico. No hay ningún aprecio interior debido al poco conocimiento que tengo sobre ellos y sobre su personalidad. Sólo se basa en poseerlos por un tiempo limitado... o ilimitado si la persona lo merece.

miércoles, 26 de octubre de 2011

¿Llegas al escalón?

¿Es necesario para saciar mi necesidad de superioridad o sencillamente es una crueldad? No creo que yo sea un caso aislado. Es más, estoy seguro que muchos de vosotros os sentís superiores a otras personas o se os hace inevitable sentir un gusto indescriptible cuando ves que eres preferible ante cualquier otra persona en una determinada situación. Puede que no, puede que sencillamente os veáis exactamente igual que cualquier otra persona y que os desagrada saber que podáis ser preferibles a otras personas que veis en una situación de aislamiento leve.
He aquí mi gran incógnita. Pienso que cualquier persona es igual a cualquier otra en el sentido de la sociedad, derechos... Pero, como por ejemplo en el caso de la popularidad, unas personas no son tratadas igual que a otras, ¿porqué? ¿cuál es la fórmula de la popularidad, belleza + extroversión + ser fiestero? Personalmente, me gusta ser tratado como alguien querido, alguien importante, alguien en el que puedas contar y alguien con quién cuente la gente. ¿Superioridad o mentalidad natural de hombre?


martes, 25 de octubre de 2011

miércoles, 12 de octubre de 2011

Turbulencias


No creo que la culpa sea tuya, pero si que eres influyente en ello. Mira, de las pocas cosas importantes que tengo en mi vida, ella es una de esas cosas y no creo que tu seas quién para interferir en ello. Lo que ha pasado es muy extraño y todo a surgido muy rápido. Me daría igual si tu onda expansiva no se acercase a mi, pero lo ha a echo y no precisamente de refilón. Ayer fue una pequeña muestra de la felicidad que queda eclipsada cuando tú y todos vosotros aparecéis y voy a luchar por toda esa felicidad perdida hasta ahora. Puede que suene cruel, pero es así y ya estoy harto de guardarme las cosas para después mostrar mi desacuerdo a las espaldas. ¿Una mala influencia la que me está dando ese tipo de vidas irreales? Sí, es cierto, pero me hace pensar que a veces para conseguir lo que quieres hay que ser cruel y ya no estoy hablando de ella, si no de todas. Quiero cambiar esta situación y haré lo que haga falta para conseguirlo porque quiero que todo sea perfecto y no, no os guardo aprecio alguno.

lunes, 10 de octubre de 2011

Steve Jobs

A muerto un visionario, un adelantado a su tiempo. Steven Paul Jobs nació en San Francisco el 24 de Febrero de 1955 y por aquel entonces, nuestro planeta tuvo el orgullo de recibir a un futuro genio. Creó un imperio de la nada. A sus 21 años de edad fabricó él mismo su propio ordenador llamado Apple 1 y desde entonces no hizo nada más que crecer y crecer. Nos a puesto el mundo en nuestras manos, nos ha ayudado en nuestras vidas adelantando la tecnología del futuro a nuestro presente. Muchas marcas y empresas tratan de copiar sus productos porque son éstos los más avanzados y se acerca bastante a la perfección deseada por tantos ingenieros y diseñadores. Él nos a marcado otra opción, otro camino a seguir. Nos a permitido abandonar el mundo real por uno fantástico en el que no hay nada más allá aparte de ti y de tu personalidad.
El mundo de disney pudo disfrutar de él y de su ayuda al ser el mayor accionista, aportando así todo su ingenio y visión más allá de lo tangible.
Fue gracias a él al que debo mi emoción e interés por la tecnología, por hacer de nuestros dispositivos tan presentes día a día una parte de nuestra personalidad nuestra y solo nuestra que nos acerca y nos facilita el mundo sobre el que vivimos. Gracias a él aclaré mi futuro acerca de mis estudios y aspiraciones. No seré un genio como él, pero tengo mis aspiraciones e ideas para un futuro mejor para todos, aunque seguramente se queda en eso, ideas, pero gracias a la historia de su vida siempre me otorgará un resquicio de esperanza.

Steve Jobs, has sido un hombre muy grande que ha sido capaz de transmitir esa grandeza a una empresa creadora de un futuro más cercano.

SIEMPRE QUEDARÁ TU RECUERDO EN LA PALMA DE NUESTRA MANO Y EN NUESTROS HOGARES.



viernes, 7 de octubre de 2011

Depresiones, everywhere

A veces me replanteo por qué soy tan rematadamente tonto y tengo tantas tonterías y cacaos mentales. Me hundo fácilmente (un hundimiento no muy profundo, no os penséis lo peor) cuando pienso en muchos aspectos de mi vida que o no están bien o no me gustan cómo son. Tengo la mala costumbre de pensar que la vida debe ser como yo quiero y me sienta mal que a veces no sea así, y no me gusta tener esos pensamientos ya que son el fruto de una persona inmadura, aunque considero que siempre debemos conservar cierto grado de inmadurez.
El caso es, que me voy del tema, que no debo hundirme o sentirme mal por muchos aspectos de mi vida que no me gustan como son o me entristecen, ya sea por el tema del amor, mi futuro, la familia, los amigos o mi vida en general. ¡Debo ser feliz! pero... ¿Puedo llegar a serlo de verdad?