martes, 29 de noviembre de 2011

Insensibilidad prematura

Es extraño lo que me está empezando a ocurrir. En realidad no se bien si ésto ya viene de lejos, si ya me ocurría cuando me planteé porque no le quería o si ha empezado ahora, después de haber arreglado mi corazón hecho trizas. ¿Quizás se deba a que me he hecho demasiado fuerte desde aquellos malos tiempos, tan fuerte que no soy capaz de sentir nada?
Vale que no pueda sentir una atracción levemente emocional, pero de ahí a no sentir ni una atracción física cual cierta persona levemente asexual/bisexual que conozco... me parece extremadamente excesivo y preocupante.


Respecto al sentimiento de cariño, deseo o amor por alguien (digo alguien porque creo que puede haber una posibilidad de ampliar mis horizontes), creo que se puede deber a cierta falta de fraternidad varonil que he echado siempre tanto en falta. ¿Quizás puede ser ésto el origen de mi mal? ¿me afectará de por vida? si ésto resultara ser así, es inevitable replantearme un gran número de cosas, sobre todo en la importancia de dos miembros afectivos a la hora del desarrollo moral. No estoy para nada dispuesto a vivir en ésta situación durante el resto de mi vida por culpa de una persona agena a mí.

Aunque, por otro lado, puede que esté precipitando demasiado las cosas y sólamente se deba a un pequeño tránsito... pero esta situación debería haber eliminado este tránsito de un plumazo.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Tan solo un mes


Amo cuando se aproxima, cuando se que dentro de poco me impregnará de su espíritu tan codiciado, esperado y a la vez odiado por otros muchos.
Es tiempo para que el amor de todos nuestros allegados se reúna, del poder disfrutar unos de otros aunque sólo sea de año en año. Quizás por esto, mucha gente la odia. Porque se encuentran solos. Porque les recuerdan tiempos anteriores que quieren olvidar ante todas las cosas pero ella no se lo permite.
Unos ven oro blanco. Otros, densa aspereza. Pero como yo soy una persona a la que le alegra la llegada de esta alegre festividad, quiero sentir su lado positivo.
Quiero sentir su cálido amor.
Quiero ver sus cegadoras luces.
Quiero ver los comercios que dan vida a la ciudad.
Quiero ver la inocencia de los niños esperando a que unos hombres mágicos se cuelen por su ventana.
Quiero ver pequeños gordinflones subiendo hacia los balcones.
Quiero ver ilusiones guardadas dentro de revestimientos de papel.
Quiero... quiero que vengas ya y que me honres con toda la felicidad que me ofreces cada año.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Esfúmate cariño

No me gusta odiar a nadie ni llevarme mal con ninguna persona, pero queridísimo falangista, me obligas a odiarte a más no poder. Dejando ya atrás la inmadura mentalidad que te encantaba mostrar y tus absurdas ideas, es el día a día el que me demuestra que te odio cada vez más por creerte superior a todo lo que te rodea,  que tus amenazas crees que ganan frente a personas diferentes a ti y, claro está, todas estas cosas y muchas más son las que hacen que no te pueda ver de otra forma nada más que como un inútil troll a merced de unas ideas que seguramente hasta tu desconozcas los efectos de sus acciones y a una mujer la cual puede llegar a tener muchos de los problemas que tu tienes, incluidos el de sentirse superior, privatizar la libertad de la mentalidad humana y necesitar un perrito faldero que obedezca a todas sus ordenes sin rechistar. Seguramente esto se deba al intercambio no sólo copulativo que realizáis más que conejos, sino al intercambio de ''conocimientos e ideas'' que expresáis a la hora de mantener una conversación, siempre y cuando vuestro irresistible apetito sexual y vuestras imparables lenguas os lo permitan.

Considera el dedicarte una entrada un regalo para tí ya que nunca desperdiciaría mi preciado tiempo ni ocuparía un espacio en este blog para dirigirme a tí. Y, mira si te tengo aprecio, que a la próxima estrella fugaz que vea le pediré que desaparezcas de mi vista para siempre y por siempre, ya que no me gusta relazionarme con personas como tú.

¡Hasta nunca!

Mira, utilizo una fotito de un tio buenorro para demostrarte lo orgulloso que estoy de ser quíen soy
y de cómo soy... ¡maldito gilipollas!

domingo, 13 de noviembre de 2011

Fashion

Algo de notable importancia que ha creado la sociedad humana es la moda. Desde que la civilización humana comenzó a desarrollarse para llegar a lo que hoy en día somos, la moda empezó a surgir dándole importancia a las prendas que llevamos, cumpliendo con otra función distinta a tapar nuestras vergüenzas.
La moda es una manera de expresar nuestra personalidad, cómo somos. Podemos ser alegres y cromáticos, podemos estar melancólicos y oscuros, podemos ser veraniegos y vintage... ¡Hay tantos tipos de ropa que combinan con nuestra personalidad!

Personalmente, me gusta ser distinto a los demás en este sentido, destacar, hacerme notar, demostrar que estoy presente y que la moda me interesa. Me encanta plasmar todos los días mi estado de ánimo según la ropa que llevo puesta, me encanta cuando voy bien vestido. ya que eso me proporciona una paz interior y un sentimiento de orgullo indescriptible.

Es un medio de escapar al ''cómo debemos ser todos'' que muchos intentan regir en nuestra sociedad. Es un medio de sentirse especial, único al resto de chicos en mi caso que me rodean. Es un modo de vida.

Puede que todo ésto se deba a que cuando yo era pequeño recibí una fuerte influencia tanto de gusto como de personalidad por parte de mis queridas hermanas mayores, a quienes les debo mucho y una de esas cosas es la cualidad de apreciar las texturas y de interesarme por ellas.

Seas cómo seas, o seas quién seas, puedes llevar cualquier cosa aunque creas que te va a quedar mal ya que no se trata de lo que lleves, sino de como lo lleves.




P.D: Quería que el tema de esta entrada tuviera algún motivo especial para mí, ya que ésta entrada es mi número 100. GRACIAS A TODOS POR LEER.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Querida señora I.

Nose porque, pero creo que has cambiado demasiado tanto en tu forma de ser como en tu forma de pensar. Nose si ha sido un cambio que el futuro te tenía deparado o por el contrario se ha debido a las influencias de tu alrededor. En cualquier caso, he de decirte que no te ha sentado nada bien ya que aparte de haberte convertido en una hipócrita, es decir, todo lo que no te gusta que te hagan lo haces tú, vas a tu interés e intentas que todo salga como tu quieres, olvidando que vives en sociedad y que perteneces a un grupo de amistad en el que hay que amoldarse a sus exigencias, pero tú intentas modificar este entorno a tu modo y manera e intentas que todo salga cómo tu prefieres, llegando a parecer que te crees superior al resto.
Curiosamente, con otras personas cercanas a tu alrededor te subordinas a sus condiciones y accciones, llegando a un punto de satisfacción y entendimiento que no se ve perjudicado a pesar de que la persona sublevada pueda usarte cómo a ella más le plazca, dejando tú de lado a los que supuestamente has subordinado.
Con ésto quiero decir, querida señora I., que estoy harto de que tengas esa bipolaridad insoportable, de que el trato que tienes con unas personas sea distinto al de otras las cuales están más cercanas a ti, en que puede haber un momento de que el círculo al que tu accedes cuando más te viene en gana se cierre para ti por siempre y no tengas con quién estar presente ya que, como te decía anteriormente, la chica sublevada te cambiaría como si nada.