domingo, 17 de abril de 2011

Judas

Traición. No se como puede haber personas que traicionen a otras personas. No se dan cuenta de su egoísmo puesto que sólo se fijan en ellos mismos y no atienden a los sentimientos de los demás, ni al daño que les pueden llegar ha hacer. Tenemos que tener en cuenta que ante todo somos personas, personas con sentimientos y que cada uno puede hacer lo que quiera, cualquier cosa pero eso sí, sin molestar a los demás. Porque todos vivimos en un mismo lugar y que hay mejor que intentar hacernos la vida más fácil entre nosotros. Por eso debemos respetar, por eso debemos dejar a las personas ser libres, debemos darles libertad. Pero lo peor que una persona puede hacer es jugar con los sentimientos de otra, ya sea traicionándole en su amistad, ya sea jugando con sus sentimientos. POR FAVOR, NO SEAMOS UNOS CABRONES, SEAMOS PERSONAS. TENGAMOS EN CUENTA LOS SENTIMIENTOS DE LOS DEMÁS.


No me falteis nunca

Gracias por haber ayudado a encontrarme, a saber quien soy realmente. Gracias por todo ese apoyo que me habéis dado, por estar siempre ahi, por animarme, pero sobre todo por ser quienes sois.
Mi mundo es muy grande, pero un 80% de mi mundo sois vosotras, porque no hay nada ni nadie mejor que pueda haber en él.

GRACIAS POR TODO


OS QUIERO 

You...

Desde que te conocí, se que he cambiado. No soy el mismo que era antes, pero tu no me has cambiado, a sido este nuevo sentimiento desconocido para mi. Has irrumpido en mi vida de una manera asombrosamente fácil. No quiero que salgas de ella, pero tampoco quiero sufrir si estas en ella. Todo es muy sencillo, pero tremendamente complicado a su vez. Simplemente quiero decir que nada ahora es igual para mi, que no pensé que una sola persona podría estar viviendo en mi mente sin que su imagen se difumine y solo quede el recuerdo, que aunque piense que sea mejor no pensar en ti, dejarte ir, no puedo porque siempre me queda ese sentimiento de atracción hacia ti. Porque te deseo, porque eres importante para mi, porque me haces sonreir, porque al verte no hay más mundo para mi, porque simplemente...