viernes, 29 de abril de 2011

No cometamos los mismos errores del pasado



Viendo vídeos de películas de la 1ª y 2ª Guerra Mundial y también de la Guerra Fría en la clase de historia del instituto me he dado cuenta de lo grotesco y poco digno de mencionar que fue todo aquello. Dicen que la realidad supera la ficción y, de ser así, no quiero ni imaginar cómo fue la guerra de verdad si en las películas es totalmente horrible. Muertos y muertos, familias destrozadas, personas las cuales no tenían nada de nada, ni siquiera podían comer y lo único que aguardaban era la muerte. Todo ello por el egoísmo, el total egoísmo del hombre. Intereses de países ricos, ansias de poder y odio fue lo que llevaron al mundo a sumirse en una pesadilla mientras los causantes de estas guerras vivían con completa tranquilidad. Hago un llamamiento y espero que nos sirva a todos nosotros de aprender de lo que una vez fue y de lo que no debe volver a suceder NUNCA.