jueves, 2 de junio de 2011

Soledad



Buscando y buscando, pero sin encontrar a nadie. ¿Estamos destinados a que los sucesos en nuestra vida surjan de una determinada manera? ¿Somos nosotros los que hacemos que surjan de esa manera? Ahora mismo he de decir que no estoy pasando por uno de los momentos más feliz de mi vida, todo hay que decirlo. Hace poco experimenté lo que era de verdad el amor ya que me enamore de alguien perfecto a mis ojos, pero no salio como yo me esperaba. Desde ese momento me he dado cuenta de que me siento algo vacío por dentro, un vacío que creía que iba a ser llenado por esa persona, pero que al final no a podido ser así. No por que yo me haya negado o cosas así, sino porque ese chico no me mira con los mismos ojos que le miro yo ni creo que le gustase salir o estar conmigo. Muchas veces me he planteado si arriesgarme y decirle si le gustaría estar conmigo, pero no he sido lo suficientemente valiente ni directo como para ello. Hablamos y tal y pienso que si me lanzara me cargaría todo eso y me olvidaría completamente como amigo y como persona y yo no quiero que eso pase porque ante todo también es un amigo para mi y una persona muy importante en mi vida. Aparte de este chico, no he encontrado a nadie más desde que me ha pasado esto y no se si lo encontraré. No se si es por mi, por cómo soy, por cómo me comporto... no se porqué no logro encontrar a una persona que me quiera y con la que tenga cosas en común, no se porque se me hace tan difícil... La tristeza me inunda cuando en el instituto veo a todos esos chicos y chicas compartiendo su amor y cómo algunos ya llevan muchísimo tiempo otorgándoselo el uno al otro, mostrando así que su relación no es ningún juego y que va totalmente en serio. Necesito a alguien en mi vida, alguien que me equilibre, alguien que me otorgue esa felicidad que me es imposible alcanzar si no relleno ese vacío, el vacío que tengo en mi corazón.