viernes, 26 de agosto de 2011

Atrapado en un mundo de irrealidad

Esa necesidad. La necesidad de escapar de la monotonía de la vida real, de los problemas del día a día, de los miedos que nos acechan, de tener que estar luchando continuamente para no derrumbarnos, de buscar por todas partes la felicidad...
Siento una enorme necesidad por escapar de la realidad y fugarme a esos cuentos encantados, a esos mundos sin preocupaciones, a esos días de felicidad continuada...
No soy ningún inmaduro, ni tampoco un niño pequeño, simplemente soy un adolescente cansado de tener que vivir un día a día donde puede que seas feliz o que desees que llegue ya el día siguiente para ver si hay más suerte...

¿ALGUIEN SE MARCHA CONMIGO?