miércoles, 12 de octubre de 2011

Turbulencias


No creo que la culpa sea tuya, pero si que eres influyente en ello. Mira, de las pocas cosas importantes que tengo en mi vida, ella es una de esas cosas y no creo que tu seas quién para interferir en ello. Lo que ha pasado es muy extraño y todo a surgido muy rápido. Me daría igual si tu onda expansiva no se acercase a mi, pero lo ha a echo y no precisamente de refilón. Ayer fue una pequeña muestra de la felicidad que queda eclipsada cuando tú y todos vosotros aparecéis y voy a luchar por toda esa felicidad perdida hasta ahora. Puede que suene cruel, pero es así y ya estoy harto de guardarme las cosas para después mostrar mi desacuerdo a las espaldas. ¿Una mala influencia la que me está dando ese tipo de vidas irreales? Sí, es cierto, pero me hace pensar que a veces para conseguir lo que quieres hay que ser cruel y ya no estoy hablando de ella, si no de todas. Quiero cambiar esta situación y haré lo que haga falta para conseguirlo porque quiero que todo sea perfecto y no, no os guardo aprecio alguno.