lunes, 24 de septiembre de 2012

Verano 2012

Verano veranito verano... diría que eres mi época favorita, pero también amo a tu peor enemigo.

Sin más preámbulos... ¿que puedo decir de ti mi queridísimo verano 2012? Lo primero que quiero decirte es un hasta siempre, porque un hasta nunca suena demasiado seco aunque no vayas a volver jamás.
Es un hasta siempre por todo lo que me has dado que, una vez más, eres tú y todos tus veranos las fechas que más me cambian.

Empecemos por el principio... todo comienza genial ya que no he de recuperar ninguna asignatura, todo aprobado, y me devuelves la rutina que tanto echaba de menos. Levantarme tarde, quedar todos los días con mis amigos, ir a sentarme al legendario y sagrado Valdo, ir a la piscina, irme de vacaciones... en fin, la perfección de vida que solo dura tres meses al año.

He podido disfrutar de un magnífico día de playa con unas personas sensacionales, y como no, con ellas siempre pasan cosas que jamás se olvidan. Puede que algunas de ellas no sean mis mejores amigas, pero estoy seguro que lo serían si las conociera todavía más.


Luego vino esa sesioncita de fotos que tanto deseábamos. Por esas fechas, ya había conocido mejor a nuevas personas que se empezaron a juntar en mi grupo y que aunque tenga mis mas y mis menos con esas personas e incluso me queje continuamente, en el fondo las quiero donde están.


A medida que pasaba el verano, era tradición ir todos los santos sábados del parquecillo donde hacemos botellón y a la selected people, una pequeña discoteca. Búsquedas ininterrumpidas de chicos interesantes, tiempo de consejos y largas charlas, grandes momentos ebrios, fiestas del agua, discusiones, bailes que duran toda la noche...


Cómo olvidarlo, la cena de 1º de Bachillerato, que aunque haya algunos que los conozca menos y otros piense que me caen mas o menos regular, se agradece que estén ahí.


Muchos cumpleaños, algunos lloros, otros enfados y mucho campo, que buenos momentos...


¿Qué es de un verano sin mis estupendos, fabulosos y orgásmicos masajes? Por supuesto, no faltaron.


Momentos de piscina y de solecito... no hay verano sin ellos.


Una de las cosas más importantes, que es descubrir quiénes son tus verdaderos, reales y leales amigos y no como otras, que simplemente se van con el sol que más calienta y no valoran la amistad, pero que gracias a ella, a que se fue, he ganado mucho más de lo que he perdido.


No hay nada como conocer nuevos amigos que sabes que durarán por mucho tiempo, porque hay personas que aunque las conozcas de poco tiempo, las conoces más que a otras personas que las conoces desde hace media vida.



Y, cómo no, la canción del verano... aunque la odie ligeramente.



Y éste, éste ha sido mi increíble e inolvidable verano. Que no lo hago sólo yo, un 80% lo constituyen las personas que están a mi alrededor, y estoy seguro de que tengo a las mejores... porque puede que haya mejores personas que éstas, pero esas personas no han llegado a rozar siquiera mi corazón mientras que todas éstas, ya se lo han ganado.

Espero que el siguiente verano sea igual o incluso mejor que tú, verano 2012, aún así, muchas gracias.


HASTA SIEMPRE.

2 comentarios:

  1. Daaavid como me ha podido emocionar tanto recordar este verano? Gracias por dejarme formar parte de tu vida porque desde la romeria mamida existe y siempre estara unidaaaaa! Me a encantado tooodo lo que has pueesto que lo sepaas tequiere Ma de MAMIDA

    ResponderEliminar
  2. Escribes no se de una manera tan especial, que wow, de verdad plasmas lo que sientes, muy bien por ti y en hora buena sigue así :D

    ResponderEliminar