miércoles, 25 de enero de 2012

Pearl

Ella no existía, apenas se veía. Fue creciendo poco a poco gracias a su presencia hasta tomar constancia de su asistencia. Ella comenzó su vida.



Pasó de las solitarias noches, a los entretenidos días.
Pasó de los largos llantos, a las grandes alegrías.
Cambió todo cuando él intervino, cuando se tomó consciencia de su valor tan fino.
Ella era imparable.

Tenía un gran valor por dentro, aunque la gente no lo encontraba, ya que solo observaba lo envuelto.


La adoraba, la quería, soñaba con que nunca terminara de verla, como era, como una perla.
Ella era mágica, asombrosa, indescriptiblemente cariñosa...
Ella lo fue todo.


Como todo, al subir, bajó.
Todo el brillo de su interior, se ha visto oculto por éste pedante ''superior''.
Sus fuerzas, su estánding... todo cambiado, tan sólo por que él se vea animado.
Era una pirámide de maizena, pero se ha visto reducida a un simple grano de arena.
¿Su amor? centro de discusión, previsión futura de un desamor.
A ésto no se le llama crueldad, se le llama evidencia de la realidad.
Es imposible no consumir algo así, algo tan bonito como repetitivo sin fin.
Resultado del olvido amigable, para obtener algo supuestamente envidiable, pero que a finalizado como el punto de mira mas odiado.
¿Su nido?, habitado, mancillado, como ella había deseado, y con el primero con el que se ha cruzado.
Pero ella, continúa bajando.


Ella solía ser una perla, reluciente por dentro, impecable por fuera.

Pero el valor que ésta tenía, se está viendo perjudicado día a día...