viernes, 24 de febrero de 2012

Mágico

¿ Esclavizado a alguien de existencia dudosa? ¿De poca creíble procedencia?
¿Respeto? si, ¿forma de vida? no. ¿Rechazo? más bien posible opción que siempre he tenido en cuenta.

Pero la verdad es que no, ese estilo de vida no va conmigo.
Yo creo en algo más, o mejor dicho, en muchas cosas más.
Puede que sean incluso mas increibles y mucho mas dudosas todavía, pero lo que día a día he visto y con lo que he crecido, es mi úncia veracidad más absoluta.

¿Prohibiciones por todas partes? Prefiero pensar que nada es imposible y, a mi parecer, es algo auténtico y real para mi.

Algo imposible... cualquier acción que no hace daño a nadie... ¿prohibida? no gracias.

Se que existe algo más allá. Se que existe porque puedo imaginarlas, porque esas pequeñas cosas son fabulosas, fantásticas, ¡INCREIBLES! y es parte de mi día a día, en el cual, me gusta ser feliz.

Puede que sea algo, muy lógico que forma parte de la base social, que yo me impongo cada día, pero lo cierto es que sin ello, sin todas esas pequeñas cosas, la vida es muy dura y vacía.
No existe ejemplo más claro que cuando tengo que afrontar algo que no se encuentra en ese pequeño gran mundo... es doloroso y, mucha gente que no lo puede afrontar, prefiere no tenerlo que soportar.

Live in Wonderland.