miércoles, 4 de abril de 2012

Son una familia

No hay mejor nombre para todos ellos, para todos nosotros... todos formamos una gran familia.

Desde pequeños hemos crecido juntos, madurando juntos, cambiado juntos...
Juntos nos hemos apoyado los unos a los otros, nos hemos peleado unos con otros, hemos reído alegremente...

Nunca había pensado que llegaría a querer tanto a este grupo de personas que, en un comienzo, fueron unos extraños para mí, temiéndoles por como serán o como se comportarían conmigo.
Entre algunos de nosotros, nos guardamos rencor, nos tenemos envidia, nos preguntamos como puede ser tan perfecta, no nos soportamos, nos insultamos, nos queremos, nos amamos, nos gustamos, nos atraemos o incluso nos guardamos secretos que nunca nos contaríamos, pero al fin y al cabo, tenemos un vínculo especial que nos une y que a la hora de la verdad sacaríamos a relucir por defendernos mutuamente.

Antes, mucho antes, para mí todos ellos no eran más que personas con los que tenía que convivir, me gustase o no.
Algunos no los tragaba y otros, simplemente me odiaban.
Pero, porfin, a la hora de la verdad, después de conocernos tal y como somos, nos aceptamos. Y es algo que precisamente yo he vivido de primera mano...

Siempre ocultándome... siempre teniendo un miedo increible... pero al final me he dado cuenta de que ese miedo era inútil, porque como más me van a querer, mas me quieren, y mas querido me siento es siendo yo mismo, sin ataduras, sin barreras y sin muros...

Aunque falten algunas personas, vosotros y vosotras sabéis quiénes sois

Os quiero... y siempre formaréis parte de mi vida.