jueves, 31 de mayo de 2012

La solución en la diversidad

Desde el inicio, sabía que algo estaba mal, pero el otro día creo que desentrañé cuál era el auténtico problema. Lo primero de todo es que ese pequeño ser extraño no se ha visto contagiado por ahora de la misma forma que hace un tiempo, por tanto mi campo de visión sigue siendo extenso y no se centra en un solo espectro...
Creo que eso es el ojo del huracán, el desencadenante de todo. Pude descubrirlo gracias a que él volvió de una forma peligrosa y oscurecida... por lo cual esa bestia se ve alimentada de una manera demasiado intensa. Cuando ve más de una escapatoria se vuelve fuerte y con ganas de salir, pero cuando solo tiene un camino por el que marchar, casi ni se hace notar.

El caso es que esa noche ansiaba salir, escapar, sin tener en cuenta las consecuencias de las cuales nunca se percata ni se preocupa... comenzó como siempre, oculta y solo se oía la voz de la razón, en cierta medida, pero pronto, como suele ocurrir, despertó de golpe por esa pequeña chispa que prácticamente es incandescente. Gracias a esa ansia pudo romper las barreras y las cadenas y utilizó sus más oscuras artimañas y habilidades, las cuales posee gracias a su increíble picardía. Todo salió como deseaba, aunque aspiraba todavía a más... pero se dio por satisfecha y sin tener remordimientos.

Era por él, él es uno de esos elegidos que sabe despertarla y atraerla, viéndose favorecida y contenta ésta porque tiene posibilidad de enternecerle. Solo él y otro más lo consiguen, y podrían tenerla en vilo el tiempo que ellos se propusieran...

Volviendo a la racionalidad y al sentido he de explicar que no esque el extraño ser se halle totalmente dormido, está más o menos feliz y con ganas de llenarse por completo, pero no de la misma manera que una vez descubrió. En ésta ocasión, no es capaz de dominar a ésta bestia celestial o suburbial, según se mire.

Varios, con los que a ella le apetezca, cuando se necesite, cuando se quiera y sin afectar a este gran extraño que habita en mi interior... todo se solucionaría con un poquito de comprensión.